Con la historia de Capi  abrimos una nueva sección en el blog, dedicada a casos reales.

Capi es un grandullón de 80 kilos de peso que comenzó a cojear de la extremidad delantera derecha.  Después de la exploración, radiografía y la citología de la masa dolorosa que afectaba a la zona de la articulación del carpo, el diagnóstico es de un osteosarcoma.  Este tumor óseo es muy agresivo y el pronóstico es malo.  Capi tenía mucho dolor en la extremidad afectada y el único planteamiento posible que podíamos ofrecer era la amputación.  Los perros y los gatos se adaptan bien a vivir con 3 patas, pero la complicación de Capi era su peso.

Finalmente sus propietarios decidieron intentarlo para darle una oportunidad y despues de 3 semanas de rehabilitación,  Capi comenzó a caminar por si mismo, sin ayuda y hoy está en casa de nuevo, llevando la vida que hacía antes de enfermar.

Radiografía del radio afectado por unosteosarcoma

Radiografía del radio afectado por un osteosarcoma

One response

  1. que bueno ver lo así! me sorprendió mucho su recuperacion… no me creia que iva ser tan rápido! un caso mui interesante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

preloader