Aquí está Koko disfrutando de su spa privado, y os da las gracias por haberlo recogió cuando era un bebe y por dejar que yo me lo llevara a casa.

#

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *