Las úlceras melting, unas úlceras corneales diferentes

                Kuki es un perro mestizo de 12 años que llevaba una semana con el ojo derecho mal, empezó cerrando el ojo, estuvo con tratamiento en su veterinario, pero progresivamente fue empeorando hasta tornarse en este aspecto que alarmó mucho a su dueña.

Aspecto de la ulcera de Kuki
Aspecto de la ulcera de Kuki antes de iniciar el tratamiento
Ulcera melting 2
Aspecto inicial de la ulcera de Kuki

              Es lo que llamamos una úlcera melting o colagenasa positiva, las bacterias que colonizan la córnea liberan enzimas que producen una gelatinización de la córnea, que literalmente parece que se va a caer, se derrite. Las úlceras colagenolíticas asociadas a una dilución progresiva del estroma corneal no puede ser caracteriazadas como un grupo en particular, sino como un componente de complicación de las úlceras corneales. Durante el proceso de cicatrización corneal normal se producen proteasas y colagenasas, que participan en la eliminación de tejidos desvitalizados y detritus celulares, pero en procesos patológicos como este pueden existir niveles elevados de ciertas proteasas, lo cual puede llevar a una rápida degradación del colágeno y algunos otros componentes de la matriz extracelular.

                Suelen ser úlceras corneales con un origen traumático por lo que rápidamente se contaminan con bacterias. Las bacterias que más frecuentemente son aisladas de ojos afectados suele ser Estafilococo spp (39%), Estreptococos spp (25%), Pseudomonas spp (9.4%), Escherichia coli ( 4.7%), Corynebacterium spp (3.9%) y Bacillus cereus (2.4%). La mayoría de los Estafilococos spp fueron susceptibles a cloranfenicol, eritromicina y carbenicilina. Las Pseudomonas spp fueron susceptibles a gentamicina, tobramicina y amikacina.

El diagnóstico se debe basar en un examen citológico, para posteriormente mandar a realizar cultivo bacteriológico y sensibilidad antibiótica. La obtención del material para cultivo bacteriológico se debe de realizar antes de aplicar anestésicos tópicos y se debe de tener cuidado de no tocar los bordes palpebrales con el hisopo estéril.

El éxito en el manejo de estas úlceras colagenolíticas se basa en la capacidad de controlar los agentes infecciosos y disminuir el efecto de las proteasas sobre la córnea.

Además del citado tratamiento antibiótico, es útil en este tipo de úlceras la utilización de drogas anticolagenasa sobre la córnea del perro, que detienen la actividad enzimática de las bacterias de destruir la córnea afectada. Hay un amplio número de fármacos con esta función, desde comerciales a naturales, elaborados a partir de la propia sangre del paciente. Entre estos compuestos cabe citar: acetilcisteína, la cisteína, el citrato de sodio, el ascorbato de sodio, los compuestos de tetraciclina, los péptidos que contienen tioles, el EDTA sódico, el EDTA cálcico, la penicilamina, la heparina y el suero autólogo. La acetilcisteína y el suero autólogo son los inhibidores de proteasas más comúnmente utilizados. En el caso de Kuki hemos empleado suero autólogo y EDTA. El suero autólogo se elabora a partir de la sangre del paciente, que se centrifuga y se obtiene, en las mayores condiciones de higiene, el suero. Algunas opciones adicionales para estas úlceras incluyen el uso de lentes de contacto suaves, adhesivos corneales, membranas biológicas y otro amplio número de técnicas quirúrgicas.

A los pocos días de tratamiento de Kuki con antibióticos tópicos y sistémicos y suero autólogo se comenzaron a ver los resultados.

Aspecto del ojo de Kuki después de iniciado el tratamiento
Aspecto del ojo de Kuki después de iniciado el tratamiento
Aspecto de la ulcera, respondiendo al tratamiento efectuado
Aspecto de la ulcera, respondiendo al tratamiento efectuado

Puedes leer mas sobre úlceras corneales en el siguiente enlace:

La úlcera corneal.

Lorena Pérez Fernández

Veterinaria Oftlamóloga Hospital veterinario Abros

Bibliografía:

García Sánchez, G. Úlceras corneales complicadas. Ponencia de Medicina y cirugía de piel y órganos de los sentidos. AMVAC. Madrid 2006.

Gelatt, Kirk. Fundamentos de Oftalmología Veterinaria. Masson.2003

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *